Guía para invertir en vivienda en 2017

22 Dec 2016
¿Invertir en vivienda es uno de tus propósitos para el nuevo año? Si es así, conoce los mejores consejos para no equivocarte.

La recta final de 2016 es un buen momento para plantearse esos propósitos que marcarán el nuevo año que está por llegar. Además de los clásicos, la situación y la recuperación del mercado inmobiliario que comenzó en 2015 brindan una excelente oportunidad para pensar que la inversión en vivienda es un gran objetivo para este 2017.

 

Los datos del sector ponen punto final a un año lleno de buenas noticias. La mejora del mercado laboral, la apertura del grifo de la financiación hipotecaria y la evolución de la economía son los factores que han posibilitado un incremento de operaciones de compraventa de inmuebles. En ese sentido, los resultados del Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos a septiembre informan que un total de 34.931 viviendas se vendieron hace poco más de dos meses, lo que supone un 13,2% más que en el mismo periodo de 2015.

 

Sin embargo, las cifras positivas no acaban aquí. El Consejo General del Notariado estipula en 1.236 euros el metro cuadrado el precio medio de los inmuebles vendidos en septiembre, un 3,5% menos que el pasado año. La caída de las cantidades es, sin duda, otra de las responsables principales de la reactivación del mercado inmobiliario. Es, por tanto, un gran momento para invertir en vivienda, porque los precios están bajos y, además, los requisitos para la concesión de crédito son menos exigentes.

 

La industria de la construcción, por su parte, tampoco decepciona. De hecho, de enero a julio se pusieron en marcha 56.407 viviendas nuevas, lo que se traduce en un 25% más que las edificadas en los primeros siete meses de 2015. Además, 23.954 inmuebles fueron terminados en ese periodo de 2016.

 

guia invertir vivienda 2017

 

Por consiguiente, los buenos resultados que, desde 2015, ha experimentado el sector inmobiliario ponen de manifiesto la estabilización y recuperación de la industria, tendencia que, por cierto, se mantendrá en 2017. En esta línea, el BBVA Research prevé un crecimiento del 3,5% en la inversión en vivienda para el próximo año.

 

El escenario, como se puede observar, reúne muchos aspectos positivos que, sin duda, invitan a comprar una casa, no sólo como hogar, sino también como inversión. No obstante, es cierto que ésta puede generar cierta inseguridad y, por ello, a continuación presentamos una guía para invertir en vivienda, con los consejos más prácticos para que tu decisión sea un éxito seguro.

 

  • Analiza la situación del mercado inmobiliario para escoger el momento adecuado en que realizar la inversión. El estudio del sector es primordial para conocer el precio de las viviendas, los tipos de interés de las hipotecas y las perspectivas de evolución de la industria. Los datos aportados hasta ahora ayudan, en gran medida, a entender que éste es un momento ideal para la inversión inmobiliaria: bajos precios, más créditos, tipos de interés baratos y expectativas muy optimistas.

 

  • Examina el estado de la vivienda, es decir, tanto sus características físicas como jurídicas. Respecto a las primeras, es imprescindible valorar cuáles son tus necesidades para saber cuál es el tamaño, la distribución, la orientación, la ubicación, el equipamiento y los acabados que más casan con ellas. En ese sentido, debes tener en cuenta que no es lo mismo adquirir una vivienda de obra nueva que una de segunda mano, dado que las primeras suelen estar ubicadas en zonas periféricas mientras las segundas pueden ser de peor calidad o, incluso, estar deterioradas por el uso.

 

Por otra parte, la situación jurídica de la vivienda es otro elemento de fundamental revisión a la hora de invertir en un inmueble. Conocer los propietarios, saber si existen cargas o gravámenes, averiguar si los gastos de comunidad están al corriente de pago o indagar si la casa está en un régimen especial.

 

  • Estudia la financiación hipotecaria. A la hora de pedir un crédito para poder invertir en una vivienda hay que cerciorarse de que la futura propiedad esté a tu nombre para que el banco pueda conceder el préstamo. Asimismo, no olvides leer ninguna de las cláusulas y condiciones generales del contrato. También es importante averiguar si el piso ya tiene una hipoteca para asegurarse de que no estás obligado a subrogar ese crédito contraído, tiempo atrás, por el vendedor.

 

guia invertir vivienda 2017

 

Además, no es ninguna novedad que el Euribor está en mínimos históricos y, por tanto, las hipotecas a tipo variable son, hoy en día, muy atractivas. Sin embargo, has de saber que estos créditos crean una dependencia con el banco de 30 años, tiempo en que ese índice puede variar y, en consecuencia, subir el precio de los tipos de interés, y también de la hipoteca. Por ello, es recomendable estudiar otras interesantes ofertas a tipo fijo, porque decidirse por ellas es sinónimo de pagar siempre la misma cuota, independientemente de las fluctuaciones.

 

  • Averigua cuáles son impuestos que se deben pagar. Cualquier contrato de compraventa obliga al pago de impuestos, por lo que es conveniente conocer, con anterioridad, la cuantía que se ha de afrontar. Estas tasas, por supuesto, varían en función del tipo de inmueble, de obra nueva o de segunda mano. Para las primeras, el comprador tiene que abonar el IVA y el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. El gravamen propio de las viviendas usadas es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

 

  • Elige un lugar al que se le pueda sacar rentabilidad. El objetivo de la inversión en un inmueble es obtener rendimiento en el futuro, y ello depende, en gran medida, de la ubicación en la que se encuentre la vivienda. En ese sentido, lo mejor es decidirse por núcleos urbanos consolidados, con expectativas de crecimiento, buen nivel de vida y óptimas comunicaciones.


Este último consejo de nuestra guía para invertir en vivienda es uno de los más importantes y, por este motivo, desde Grupo Esmeralda queremos que sepas que la Costa Blanca es una región que reúne todos esos requisitos: localidades urbanizadas, con mucha riqueza natural y paisajística, excelente calidad de vida y de fácil acceso en transporte público y privado. ¿Te convence esta opción? Entonces, decídete por comprar una casa en Calpe. ¡Te enamorará!

Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe