Por qué invertir en Calpe para una segunda vivienda

07 Jul 2016
¿Estás pensando en comprar una vivienda vacacional? Aquí te contamos por qué deberías hacerlo en Calpe.

¿Estás pensando en comprar una segunda residencia para pasar tus vacaciones? La estabilización del mercado inmobiliario confirma que este es el momento idóneo para hacerlo. ¿Por qué? Porque los precios están subiendo y, de hecho, la Unión Europea prevé que el valor de las viviendas siga al alza en España, donde estipula que crecerá un 6% entre 2016 y 2017, según El Economista. Sin embargo, los importes todavía se encuentran en niveles bajos y, además, los bancos han abierto el grifo al crédito reduciendo las exigencias de las condiciones de crédito.

 

Por tanto, la compra de una segunda residencia es, hoy en día, una buena inversión. Si ya te has decidido a ello, ahora te queda escoger el lugar. ¿Nos permites un consejo? El litoral de la Costa Blanca y, concretamente, Calpe es el enclave perfecto para disfrutar de unas vacaciones inolvidables con tu familia. ¿Quieres saber por qué? Nosotros te contamos todos los motivos que justificarán tus ganas de comprar una casa en Calpe.

 

Ubicación

Calpe es, en pocas palabras, el centro de la Costa Blanca. Ello significa que esta localidad se encuentra próxima a muchos de los municipios emblemáticos de la costa alicantina, como son Jávea, Altea, Benidorm o Denia. Su localización es también positiva si tienes en cuenta que está entre dos grandes ciudades como Valencia y Alicante, y su cercanía a Denia, tan solo a 33 kilómetros de distancia, facilita las conexiones con las Islas Baleares. Asimismo, los enlaces y comunicaciones son estupendos y el acceso por carretera es muy sencillo, tanto para vehículos privados como para transporte público.

 

 

Clima

Mediterráneo, templado y suave durante todo el año. Así es el clima de Calpe. Situado entre una pequeña colina y el Peñón d’Ifach, este lugar goza de condiciones ambientales maravillosas: temperatura media anual de 18ºC, casi 3.000 horas de luz, 300 días de sol e inviernos moderados. En verano, además, los días llegan a tener casi 12 horas de sol en Calpe, circunstancia que posibilita disfrutar de la playa o de amenos paseos a orillas del mar durante más tiempo. Su localización entre dos montañas, por otro lado, reduce las posibilidades de precipitación, por lo que la época invernal es también muy agradable.

 

Playas

Aguas tranquilas, cristalinas y turquesas, playas de arena fina y blanca. Así son las playas de Calpe, donde el mar Mediterráneo se viste con sus mejores galas, pues sus aguas aquí están certificadas con la ‘Q’ de calidad y la bandera azul. En ellas podrás disfrutar de un sinfín de actividades con tu familia: buceo, paddle surf y un largo etcétera. Un total de 13 kilómetros de costa repartidos entre espectaculares playas, como la del Arenal-Bol y la de Levante-La Fossa, y mágicas calas que te enamorarán, como Cala Calalga o Cala El Racó. En definitiva, maravillas de la naturaleza en las que disfrutar de unos días de diversión, relax y descanso.

 

Destino familiar y de ocio

¿Quieres pasar tus vacaciones en familia? Calpe es el destino ideal. Las razones no son pocas, porque este es un lugar de ensueño para disfrutar de ratos inolvidables con los tuyos. La localidad está acondicionada para los más pequeños con parques acuáticos, zonas verdes, parques infantiles, ferias ambulantes de atracciones, animación en la playa, escuelas náuticas, etcétera. Asimismo, no todo es para niños, sino que los padres también os podéis divertir practicando deportes en el agua, haciendo senderismo por los magníficos espacios naturales de Calpe, rodando en bicicleta o aprendiendo y descubriendo todos los rincones históricos y culturales que guarda el municipio.

 

 

Gastronomía

Las vacaciones requieren energía; y la energía, alimentación. Tener el estómago contento es tarea fácil en Calpe, donde la gastronomía es, sin duda, uno de los puntos fuertes de la localidad. Sabrosos platos cocinados con los pescados de su bahía y el arroz como ingrediente estrella atraen a propios y extraños, ansiosos de saborearlos. La llauna de Calp y el arròs del Senyoret ocupan los primeros puestos en la cocina típica de este municipio, pero también se pueden probar los pucheros de pulpo, la paella o el arroz al horno. Pero, ¡no nos olvidemos del postre! Dulces artesanales y cocas dulces y saladas elaboradas en sus hornos son manjares deliciosos para deleitar a tu paladar.


Estas son razones más que suficientes para conocer Calpe y disfrutar aquí de tus inolvidables vacaciones. Si estás convencido de que este es el destino ideal para comprar una segunda residencia en la que pasar grandes momentos con tu familia, solo nos queda, si nos lo permites, un pequeño consejo más. Te animamos a que eches un vistazo a nuestros apartamentos de venta en Calpe. Puedes elegir entre acogedores pisos, grandes casas o espectaculares villas, pero también entre viviendas situadas en primera línea o en zonas tranquilas más alejadas del litoral. ¿Por cuál de todas ellas te decides tú?

Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe