Inversiones inmobiliarias de bajo riesgo. La importancia de evaluar.

Home > Blog > Inversiones inmobiliarias de bajo riesgo. La importancia de evaluar.
27 Oct 2021
A la hora de invertir en inmuebles con rentabilidad, no todas las opciones poseen el mismo riesgo. Antes de decidir cuál será tu siguiente inversión, conoce las alternativas a tu alcance en el sector inmobiliario.

Sabemos que la inversión inmobiliaria engloba todo el proceso (financiación, asesoría, compra, posterior alquiler, venta) que gira en torno a la propiedad de inmuebles con fines de lucro. Un apunte: los bienes inmuebles también se conocen como bienes raíces, por el simple hecho de estar fijados al suelo y no poderse trasladar de lugar.

 

La situación inmobiliaria en España, como en muchos otros países en este momento, no es la perfecta; los estragos del Covid-19 han hecho mella en un sector que se encontraba, hasta entonces, en medio de una tendencia de leve crecimiento y fortalecimiento. Aun así, también es cierto que la compraventa de inmuebles ha capeado mejor el temporal ahora que en otras crisis, como la del ladrillo: en 2020 las transacciones cayeron un 14,5% mientras que en 2008 la caída fue de un 32,6%, para ponerlo en perspectiva. El mercado inmobiliario resiste y es un buen momento para realizar una inversión.

 

Entonces, ¿en qué invertir ahora? Hay muchas opciones a nuestro alcance, pero primero repasemos los tipos de inversiones de bajo riesgo y alto riesgo que podemos encontrar ahora mismo:


Tipos de inversiones inmobiliarias

  • Propiedades inmobiliarias residenciales. Nos referimos a viviendas unifamiliares o multifamiliares. Suelos y terrenos que se han calificado como residenciales: adosados, casas, fincas de pisos, chalets y todos los formatos similares de inmuebles habitables.

  • Propiedades inmobiliarias comerciales. Aquí hablamos de los terrenos calificados de uso comercial. Tiendas minoristas y mayoristas, edificios de oficinas, almacenes generales, hoteles y toda edificación dedicada, en definitiva, a procesos comerciales. 

  • Propiedades inmobiliarias industriales. Engloban los almacenes industriales, los centros de almacenamiento de mercancías y los bienes inmuebles que generan ingresos por el uso por parte de los clientes.

  • Propiedades inmobiliarias de uso mixto. Un bien raíz puede cambiar su categoría o incluso combinar más de una en un solo proyecto; en este caso decimos que son bienes mixtos. 

 

inversiones bajo riesgo

 

Invertir en propiedades con bajo riesgo no significa lo mismo en todas las épocas. De hecho, no hay una definición clara y exacta de lo que es una “inversión inmobiliaria de bajo riesgo”. Sin embargo, sí podemos identificar los aspectos de una inversión que debemos tener en cuenta para evaluar su riesgo y rentabilidad a corto, medio y largo plazo. 


De qué depende el riesgo inmobiliario


El hecho de tratar con bienes tangibles convierte estas inversiones de bajo riesgo en comparación con otros activos financieros más líquidos. Aun así, una primera advertencia: financiar proyectos inmobiliarios que aún no han sido construidos, de los cuales solo tenemos planos o diseños, es una maniobra arriesgada. Pueden producirse muchos incidentes en el proceso de construcción pero, al mismo tiempo, las ganancias serán mayores si el inmueble culmina su edificación. A mayores riesgos, mayores ganancias, esa es la realidad. 

 

En el caso de propiedades ya construidas, lo primero que hay que asegurar es que no hay ninguna restricción legal para realizar transacciones comerciales con el inmueble. Tras este paso, existen una serie de riesgos relacionados con la estructura. Certificar que no hay daños ocultos y que los terrenos de edificación tienen todas las licencias nos ahorrará problemas futuros a la hora de sacar rentabilidad.

 

 

inversiones bajo riesgo

 

Considerar si el valor real de la vivienda es asumible por nosotros es el principal riesgo para el bolsillo. La ayuda de un tasador independiente es imprescindible: realiza una evaluación que marca el precio de referencia y pone en perspectiva la idoneidad del precio marcado por el vendedor. 

 

La ubicación también marca si son inversiones de bajo riesgo en España. En un país en el que el turismo tiene un peso tan determinante en la economía, invertir en inmuebles en zonas turísticas garantiza una mayor facilidad de alquiler, explotación como piso turístico o reventa posterior. Es por eso que apostar por la Costa Blanca significa invertir en inmuebles con rentabilidad: desde Grupo Esmeralda ofrecemos villas, apartamentos y bungalows en Calpe, localidad central de la costa alicantina, con precios competitivos y un amplio abanico de oportunidades seguras. Si buscas una inversión inmobiliaria rentable en Calpe, ponte en contacto con nosotros.  

Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe