8 cosas que hacer en Calpe y alrededores

28 Jun 2016
Visitar sus playas, practicar deporte, conocer la cultura… Descubre qué cosas se pueden hacer en Calpe y diviértete con ellas.

Hablar de Calpe es hablar de descanso, tranquilidad y desconexión, pero también de diversión, naturaleza, historia y deporte. Calidad de vida es, por tanto, sinónimo de este pequeño paraíso situado en la Costa Blanca. Sin embargo, muchos os preguntaréis cuáles son los mejores rincones y cosas que ver en Calpe. Perseguir cangrejos, broncearse en sus playas, jugar con las olas del Mediterráneo, disfrutar de asombrosas vistas o pasear por sus empedradas calles puede ser muy entretenido, pero este lugar de la costa alicantina tiene muchas actividades y enclaves que merece la pena descubrir.

 

Playas de Calpe

 

Las altas temperaturas y los días más soleados anuncian que el verano ya está aquí. Los refrescantes baños ya comienzan a rondar por los pensamientos. Tocar el agua con la punta de los dedos del pie y sentir un escalofrío...el primer chapuzón del año ha llegado. Calpe es, sin duda, el lugar ideal para disfrutar de él. Sus playas de calidad presumen de bandera azul que así lo acredita. Blanca arena fina o bolos redondeados ocupan los 13 kilómetros de costa de Calpe, que se reparten en 14 playas y calas arropadas por el Mediterráneo más turquesa. Las playas de La Fossa y de Arenal-Bol o las calas Calalga y El Racó son las más conocidas.

 

Practica deporte

 

La naturaleza de Calpe brinda excelentes oportunidades para hacer deporte. Sus cristalinas aguas son idóneas para practicar buceo y conocer los increíbles fondos de posidonia poblados de fauna marítima autóctona. Sobre ellas, además, podrás divertirte haciendo vela, remo o windsurf. Por otro lado,los amantes de la montaña disfrutarán de maravillosas rutas de senderismo y ciclismo en las que entrarán en contacto directo con el paisaje natural de Calpe.

 

 

El Peñón d’Ifach

 

El guardián de la Costa Blanca y la joya de Calpe. Entrando en el mar Mediterráneo se levanta un acantilado que divide en dos la ciudad alicantina: el Peñón d'Ifach. Subir a su cima es toda una experiencia enriquecedora que, asimismo, regala panorámicas increíbles a cualquier retina. A los pies de este parque natural se encuentra la Pobla d'Ifach, un yacimiento medieval que data del siglo XIII, cuando fue puesto en marcha por el almirante Roger de Lauria.

 

 

Las Salinas

 

Un oasis en medio de la localidad de Calpe. Así son Las Salinas, un entorno natural habitado por 173 especies de aves, entre las que destacan los flamencos y las cigüeñas. Los orígenes de esta explotación salinera se remontan hasta el siglo XIII y, aunque hoy en día ya no son la fuente de sal que eran en su momento, es uno de los rincones favoritos de los visitantes de Calpe. Y es que fotografiarse en este bello paraje natural no tiene desperdicio.

 

 

Gastronomía

 

Pasar unos días en Calpe requiere energía. Para ello, los estómagos nunca deben estar vacíos, y eso es tarea fácil en este lugar. La gastronomía mediterránea es, sin duda, una de las mejores para deleitar el paladar y en Calpe podrás disfrutar de sabrosos platos cocinados con rapes, caballas, pulpos o sardinas pescados en su bahía. No obstante, el plato estrella de esta localidad es el arròs del Senyoret, pero tampoco puedes dejar de probar las cocas dulces y saladas cocinadas con leña a fuego lento en los hornos de la ciudad.

 

Actividades con los más pequeños

 

¿Qué hacer en Calpe con niños? ¡Las opciones son inmejorables! Hoteles adaptados a ellos, parques de atracciones, excursiones grupales por el mar y la montaña, actividades interactivas y lúdicas o fiestas culturales populares hacen de este lugar de la Costa Blanca un rincón maravilloso para pasar unos días con los pequeños de la casa. La localidad, además, está acondicionada con todo tipo de comodidades, zonas verdes, actividades de ocio o pequeñas ferias ambulantes que la convierten en un gran destino turístico familiar.

 

 

El casco antiguo

 

Pasear por las calles empedradas de este pequeño pueblo pesquero del Mediterráneo es una experiencia muy agradable. Si quieres realizar este recorrido, te recomendamos que inicies tu camino en el Forat de la Mar, un callejón urbano por donde entraban y salían los pescadores y que, en la actualidad, da paso al Arrabal de Calpe. Una vez aquí, tus ojos descubrirán pequeños tesoros en el asfalto adoquinado, los estrechos callejones, los restos de muralla y la larga escalinata pintada a mano, símbolo del casco antiguo de esta localidad, donde impera el buen ambiente.

 

 

Los alrededores de Calpe

 

Este municipio se sitúa en una zona privilegiada de la Comunidad Valenciana: la Costa Blanca. ¿Por qué? Porque los rincones que visitar se multiplican en este litoral mediterráneo. Bañarse en las frías aguas de Les Fonts de l'Algar en Callosa d’en Sarrià, perderse por el increíble valle de Guadalest, pasear por las calles de Altea custodiado por las relucientes fachadas blancas, disfrutar de la naturaleza en estado puro en el parque del Montgó de Denia o recorrer las espectaculares calas de Jávea son solo algunos ejemplos.

 

Conocer Calpe es, por tanto, un magnífico plan para este verano. Ya te hemos contado algunas cosas que ver en Calpe, pero ¿y si volvieses cada año? Nuestro consejo es, si nos lo permites, que pases aquí muchas de tus vacaciones. Encuentra, para ello, una vivienda en la que residir. ¿Cuál? Nosotros te sugerimos algunos de los mejores apartamentos.

Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe