Contrato de exclusividad inmobiliaria, ¿conviene o no?

Home > Blog > Contrato de exclusividad inmobiliaria, ¿conviene o no?
16 Jun 2016
Ante la venta de una propiedad siempre existe la misma duda: ¿es adecuado firmar un contrato de exclusividad inmobiliaria? Te lo desvelamos en el siguiente post.


Supongamos que tienes un inmueble en propiedad y quieres venderlo. ¿Por dónde empezar?, te preguntarás ante esta situación. Algunos particulares apuestan por venderlo ellos mismos, situación que resulta bastante complicada cuando no tienes conocimientos sobre el tema; otros, en cambio, prefieren ponerlo en manos de una inmobiliaria. Ante esta tesitura, las agencias inmobiliarias (también conocidas como API) exigen la firma de un contrato de exclusividad inmobiliaria, lo que hace retroceder a muchos propietarios sin ser conscientes de que es algo positivo para ellos.

Los contratos de exclusividad inmobiliaria regulan la relación entre la agencia y el propietario, así como las condiciones de venta. Siempre es positivo tener por escrito dichas cuestiones, por lo que este documento no es más que un reflejo por escrito de lo que se ha acordado entre ambas partes. Un ejemplo de contrato de exclusividad es el que facilitan en el portal Asesor Legal Inmobiliario y sus principales ventajas son las siguientes:

 

  • Protección: La función primordial de este convenio es la de blindar a ambas partes. Por un lado, la agencia tiene la seguridad de que el trabajo que está haciendo no va a ser en balde, ya que tiene la exclusividad sobre la propiedad. Mientras que el dueño tiene la garantía de que la inmobiliaria se va a esforzar para vender rápido y siempre bajo las condiciones establecidas en el documento.

  • Honorarios: Este contrato también sirve para fijar los honorarios que la API se llevará por gestionar la venta del inmueble. Generalmente estos suelen rondar entre el 3% y el 5% del precio final por el que se venda la vivienda y siempre se cobrarán al vendedor. En algunos casos también se puede cobrar un porcentaje sobre la venta al comprador, aunque no es lo habitual.
     

  • Garantía: Trabajar con una agencia de confianza y con experiencia en el sector da tranquilidad al vendedor ante una operación de tal magnitud. La API protegerá sus intereses, negociará al alza para vender al mejor precio posible y respetará las condiciones pactadas entre ambos. El interés de la inmobiliaria también es vender lo mejor posible, ya que su recompensa al trabajo realizado también depende de ello, por ello el servicio exclusivo es tan positivo.
     

  • Duración: En el contrato de exclusividad inmobiliaria también se establece un periodo de vigencia para el mismo, que habitualmente suele estar entre los seis meses y un año. Este punto beneficia al propietario, ya que sabe que la agencia tiene un plazo concreto para conseguir vender su propiedad y si no lo consigue puede buscar otro partner o renegociar las condiciones contractuales.
     

  • Metodología: Ante la firma del acuerdo, es habitual que la agencia te explique su método de trabajo. Lo normal es que te faciliten un calendario de actuación en el que figuren los pasos a seguir (publicación del anuncio, recuento de contactos, gestión de visitas, jornada de puertas abiertas, negociaciones con particulares, etc). Si no estás de acuerdo con alguno de los pasos puedes aportar tu punto de vista o, incluso, formar parte del proceso acompañando en las visitas, por ejemplo.

 

Aspectos a tener en cuenta antes de escoger una API

Pese a que, como hemos avanzado, el contrato de exclusividad inmobiliaria es un documento que ante todo protege al vendedor, es importante elegir bien la agencia con la que se va a firmar. Cada API tiene su manera de funcionar y es esencial dar con una que se adapte a tus requisitos y te ofrezca la confianza que necesitas. ¿Qué cuestiones es importante valorar antes de elegir una inmobiliaria?
 

  1. Trayectoria: Busca una agencia con años de experiencia en la industria que pueda aportar referencias. Si conoces a alguien que haya trabajado con ellos y pueda contarte su experiencia, mucho mejor. Ten en cuenta que han proliferado muchos negocios alrededor de este sector (sobre todo online) y no todos ellos tienen las garantías necesarias para afrontar operaciones en las que se mueve tanto dinero.

  2. Confianza: Ante todo es transcendental que te transmitan confianza y profesionalidad. Piensa que vas a poner en sus manos una de las transacciones más importantes de tu vida y que hay muchos elementos en juego. Deben casarse contigo, asegurarte un proceso de venta lo más rápido y limpio posible y ser claros en cuanto a las condiciones que se pueden conseguir por la venta.
     

  3. Negociación: Muchas inmobiliarias imponen sus requisitos a los propietarios sin posibilidad de negociar. No es conveniente que aceptes condiciones ante las que no te sientes seguro. Busca una agencia que te dé la posibilidad de hablar y negociar los puntos del contrato, así como de alcanzar un acuerdo mutuo en el que se reflejen los intereses de las dos partes.


En resumen, el contrato de exclusividad es una de las mejores opciones para todos aquellos que se enfrentan a la tarea de vender una propiedad. Ante una inversión inmobiliaria es esencial tener todo bien atado para poder avalar el éxito de la operación.

Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe