Claves para invertir en segunda vivienda vacacional

01 Dec 2016
Los últimos meses del año son una buena ocasión para invertir segunda vivienda, sobre todo, si conoces las claves para hacer una buena transacción. Nosotros te las damos.

Alcanzada la recta final del 2016, este es un buen momento para reflexionar sobre todo lo acontecido a lo largo del año y para empezar a plantearse nuevos propósitos de cara al 2017. Además de los típicos, como cambiar nuestros hábitos por otros más saludables, también es una buena ocasión para plantearse alguno de esos sueños que tenemos pendientes, por ejemplo, la compra de una segunda vivienda.

 

No sería ninguna locura despedir el año invirtiendo en una segunda vivienda, pues los datos acompañan. Durante el 2016 las ventas de viviendas se han triplicado con respecto al 2015, según TM Grupo Inmobiliario. Además, el precio está empezando a repuntar, aunque todavía está en niveles más que razonables. Si invertir en segunda vivienda es uno de esos objetivos que quieres tachar de la lista de pendientes, estas son las claves que debes tener en cuenta para hacerlo adecuadamente.

 
 
  • Elige el momento adecuado: El mes de diciembre es una buena época para comprar casas. En general, todo el otoño lo es porque tras la temporada estival tienden a bajar tanto los precios como la demanda. Además, aquellos propietarios que tienen propiedades en venta y no han conseguido liquidarlas a lo largo de todo el año, suelen estar más dispuestos a vender a final de año. También se considera un buen momento para invertir en propiedades inmobiliarias la primavera, ya que los precios todavía no se han disparado como lo hacen en verano y son los mejores meses del año para sacarle rentabilidad a la propiedad.

 

Claves para invertir en segunda vivienda vacacional
 
  • Analiza el estado de la vivienda: No es lo mismo comprar una vivienda de obra nueva o sobre plano que una de segunda mano. Cada tipología tiene sus particularidades. Las casas de reciente construcción tienen a su favor que las calidades suelen ser mejores y el estilo de la propiedad más moderno. Sin embargo, suelen tener un pero: la ubicación. Por lo general, las obras nuevas suelen construirse en zonas periféricas o barrios nuevos, ya que el centro de las ciudades está colapsado. Con las viviendas de segunda mano ocurre todo lo contrario, están mejor situadas pero los materiales de construcción pueden ser de peor calidad o estar dañados. Por ello, es importante hacer números y ver qué tipo es el que más te interesa.

 
  • ¿Tienes que pedir hipoteca? Calcula bien el tipo: Que el Euribor se encuentra en mínimos históricos no es ninguna novedad. Lleva así bastantes meses y parece que esa va a ser la tónica durante un tiempo más. Por ello, para muchos compradores las hipotecas a tipo variable resultan muy atractivas en la actualidad, pero hay que tener cuidado. Por lo general, cuando uno solicita una hipoteca se ata con el banco durante 20 o 30 años, así que hay que tener amplitud de miras porque aunque ahora esté bajo el Euribor, no quiere decir que siempre lo vaya a estar. Los bancos en la actualidad están ofreciendo muchas ofertas interesantes en las hipotecas a tipo fijo, con intereses bastante razonables y con la seguridad de que siempre vas a pagar la misma cuota.

 
  • Solicita los gastos que tiene la vivienda: En el mercado inmobiliario actual hay oportunidades de compra muy interesantes en cuanto a relación calidad-precio. Sin embargo, en ocasiones estas viviendas tienen trampa, pues lo gastos de mantenimiento puede ser muy elevados. Por ello, es importante que antes de decidir la compra solicites al propietario una estimación de los gastos. Por ejemplo, pídele una copia del Certificado de Eficiencia Energética con el que podrás saber aproximadamente los gastos eléctricos de la casa. También es aconsejable informarse sobre los gastos de comunidad, así como de lo que se paga anualmente de IBI (Impuesto de Bienes Inmueble).

 

Claves para invertir en segunda vivienda vacacional
 
 
  • Busca un lugar atractivo para obtener rentabilidad: Según el estudio de TM Grupo Inmobiliario mencionado con anterioridad, la costa mediterránea es la preferidas por los inversores en segunda vivienda. Los motivos son bastante obvios: es una zona de gran belleza, con multitud de opciones de ocio, con un buen nivel de vida, buen clima y unas playas espectaculares. Teniendo en cuenta que las segundas residencias están pensadas para pasar la época estival y algunos puentes o fines de semana, es de lógica que el litoral mediterráneo sea el más deseado. Esto tiene varias ventajas, por un lado que es una garantía 100% segura como inversión económica y, por otro, que le puedes sacar rentabilidad, ya que las épocas en las que no vayas a utilizar la propiedad puedes alquilarla.

 

Si este último caso es el tuyo y estás buscando una vivienda en el Mediterráneo, en Grupo Esmeralda podemos ayudarte. Tenemos la mejor oferta inmobiliaria de Calpe y más de 30 años de experiencia que nos han convertido en el líder inmobiliario de la Costa Blanca. Podemos conseguirte las mejores propiedades de la ciudad, garantizandote una buena inversión. Además, tenemos un servicio de alquiler de propiedades para que dejes en nuestras manos tu casa mientras no la usas y así puedas obtener una rentabilidad mediante el arrendamiento. ¿Hablamos?

Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe