3 fases que un agente inmobiliario debe conocer para vender una casa

Home > Blog > 3 fases que un agente inmobiliario debe conocer para vender una casa
08 Nov 2016
Cautivar, enamorar y conquistar. Las 3 fases que necesita conocer todo agente inmobiliario para saber cómo vender una casa rápido y al mejor precio.

Vender una casa rápido es como conquistar a una persona. Cuando te gusta alguien le intentas atraer a través del exterior, le enamoras desde el interior y le conservas con los pequeños detalles. Para un comprador, el proceso de adquirir un inmueble es el mismo: primero le llama la atención la apariencia de la vivienda, después conoce (y con suerte queda prendado) de su interior y, por último, se convence gracias a sus particularidades.

 

En estas tres fases (que te detallamos a continuación) reside la clave para que los agentes inmobiliarios sepan cómo vender una casa rápido:

 

1. Cautivar a primera vista

La primera impresión es la que cuenta, dicen muchos, y en el sector inmobiliario nada más lejos de la realidad. La apariencia de la casa es lo primero que atrae a un interesado, por eso es interesante que, previamente a poner la propiedad a la venta, esta pase por un proceso de Home Staging que la deje impoluta. Un fachada llamativa, un exterior cuidado y una entrada elegante serán los tres elementos que harán que un futuro comprador quiera conocer mejor la propiedad. Para ello, hay que cuidar los siguientes aspectos:

 
  • La pintura: Tanto la fachada como el interior de la vivienda deben presentar el mejor aspecto posible. Las paredes de la casa han de estar libres de manchas y, por supuesto, no presentar desconchados. Hay que tener especial cuidado con los colores, evitando los tonos chillones y decantándose por los neutros (blanco o, en su defecto, gris claro). En cuanto a la fachada, si se trata de un bloque de apartamentos pintar puede ser muy costoso, pero al menos habrá que intentar limpiar el exterior y dar una capa de barniz a balcones y ventanas.

 

3 fases que un agente inmobiliario debe conocer para vender una casa
 
 
  • La iluminación: Las casas luminosas siempre van a gustar más que las oscuras. Si la vivienda posee muchos ventanales y balcones aprovecha dichos elementos para crear un agradable efecto de luz cuando el interesado entre en la vivienda. Si, por el contrario, es una propiedad de interior, lo que habrá que hacer es crear puntos de luz mediante lámparas y apliques que creen un ambiente agradable y acogedor.

 
 

2. Enamorar desde el interior

Una vez hemos atraído al cliente hacia la propiedad, el siguiente paso es convencerle de que no se está equivocando. Para ello, habrá que entrar en aspectos más importantes como, por ejemplo, la disposición de la vivienda, el número de estancias, los metros cuadrados, etc.

 
  • La estructura: La forma en que está distribuida la casa suele ser uno de los puntos que más atrae a los compradores. Por lo general, las casas con mucho pasillo no gusta, ya que es espacio que no se puede aprovechar. En cambio, los interesados prefieren inmuebles más recogidos, en los que las diferentes estancias no estén muy distantes las unas de las otras. Si tienes que intentar vender una de las primeras, lo mejor es que atraigas la atención del cliente hacia otros puntos fuertes de la casa (número de habitaciones y baños, el entorno, la comunidad, los servicios cercanos…).

 
  • El espacio: Uno de los elementos que más interesa a un futuro comprador son los metros cuadrados que tiene la propiedad. En casa es donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, por lo que intentamos que esta sea espaciosa para no sentirnos atrapados. Es importante, por tanto, presentar los planos de la vivienda donde se estipulan los metros cuadrados de ésta, así como su distribución. En el caso de las viviendas pequeñas, para sacarles partido lo que hay que hacer es despejarlas de mobiliario y dejar solo el imprescindible para que parezcan más grandes visualmente.

 

3 fases que un agente inmobiliario debe conocer para vender una casa
 
  • La habitabilidad: Cuando un interesado está visitando un inmueble, lo primero que se pregunta es si se ve viviendo en él. Para que la respuesta sea afirmativa, el agente debe conseguir que la casa presente un “look” acogedor. Para ello hay que cuidar el orden, las disposición de los muebles, las tonalidades de la casa y el estilo general de la vivienda. Si se consigue crear un efecto agradable y de comodidad, tendrás la venta prácticamente asegurada.

 
 

3. Conquistar a través de los pequeños detalles

Ya tienes al cliente prácticamente convencido de la compra, tan solo le falta ese pequeño empujoncito que le lance directo hacia la adquisición y eso se consigue a través de los detalles. Elementos como las calidades, las instalaciones adicionales, los alrededores o la comunidad son decisivos a la hora de tomar una decisión.

 
  • El entorno: La ubicación de la vivienda es un aspecto que interesa a muchos clientes. Cuando presentes la casa destaca los servicios que tiene cerca como, por ejemplo, colegios, hospitales, tiendas, restaurantes… En el caso de que la vivienda esté alejada de dichos puntos, puedes recalcar que hay transporte público para desplazarse en poco tiempo. También puedes hacer todo lo contrario, subrayar la tranquilidad y calma de la zona, pues hay muchas personas que precisamente es eso lo que buscan para su hogar.

 
  • Las prestaciones: Otro punto importante a recalcar cuando se está intentando vender una casa es resaltar las prestaciones adicionales que esta tiene. Por ejemplo, si está equipada con aire acondicionado o calefacción, sin incluye electrodomésticos, si tiene suelo radiante, si cuenta con armarios empotrados, etc. También hay que hacer hincapié en los servicios comunitarios como el ascensor, las zonas comunes, la piscina, el garaje…

 
  • Las calidades: Si la casa ha sido construida y equipada con materiales de primera calidad como pueden ser cerámicas o mármol en los baños, suelos de parquet, electrodomésticos de primeras marcas o ventanales de climalit, hay que destacarlo. Son aspectos que marcan la diferencia con respecto a otras propiedades y que, por lo tanto, pueden decantar la balanza hacia el sí o el no.

 
 

Si sigues estas fases al pie de la letra sabrás cómo vender una casa rápido y al mejor precio. En Grupo Esmeralda lo hacemos y los resultados son espectaculares, solo tienes que consultar nuestro listado de propiedades para comprobarlo.

 
Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe