Situación del mercado inmobiliario en España

12 May 2016
El mercado inmobiliario en España camina hacia la estabilización tras la crisis. Aquí te contamos todos los detalles de la situación.


El mercado inmobiliario español se estabilizará en 2016. Este sector se normalizará o, al menos, así lo han ratificado reconocidos expertos. La fuerte crisis que ha azotado el Real Estate en nuestro país entre 2007 y 2015, después del estallido de la burbuja, podría hacer pensar que la recuperación es casi imposible, pero los indicadores macroeconómicos demuestran que la tendencia cambia a signo positivo. Y es que, según el Informe de Situación Inmobiliaria España del BBVA Researchla actividad económica de este país crecerá un 2,7% tanto en 2016 como en 2017.

Las consecuencias de esta mejora se harán patentes en la creación de cerca de un millón de puestos de trabajo, por lo que la tasa de paro bajará hasta el 17,5%. Asimismo, a ello se unen unos tipos de interés que se mantendrán en niveles muy bajos. Estos factores se traducirán en un crecimiento de la demanda privada, que repercutirá también sobre el mercado inmobiliario. Pero, ¿cómo se encuentra realmente este sector en España? A continuación, te explicamos el estado de los indicadores más importantes.

 

Evolución del precio de la vivienda

El incremento de la demanda está derivando en una estabilización de los precios, que experimentaron un repunte en el pasado año. A finales de 2015, el precio de la vivienda acumulaba a sus espaldas siete trimestres consecutivos de crecimiento que han consolidado la tendencia positiva de este factor. El Ministerio de Fomento, por su parte, anunció que, en este mismo periodo, el precio medio de la vivienda ascendía a 1.490 euros el metro cuadrado, niveles similares a los registrados en el año 2004.
 

 

La evolución de los precios, según los expertos inmobiliarios, depende de las ciudades y de las zonas dentro de ellas. En ese sentido, el consejero delegado de ACR, Michel Elizalde, explica para un artículo de ABC que la subida o bajada del precio de los inmuebles está condicionada a la ubicación de estos. Por ejemplo, la directora del MMC de Engel & Völkers en Madrid, Paloma Pérez, señala que el precio medio en esta ciudad fue de 2.802 euros el metro cuadrado en 2015, pero aquí las zonas más ricas son las que han experimentado ese incremento al tiempo que los precios de inmuebles de las más modestas siguen cayendo. En ese sentido, el importe medio en el barrio de Salamanca es de 4.293€/m2, mientras que en Chamartín se sitúa en 3.734€/m2.

 

Evolución de la compraventa, oferta y demanda

La apertura al crédito bancario ha propiciado las operaciones de venta. De hecho, según un informe de Bankinterel pasado año cerró con un incremento del 10,9% en la compraventa de inmuebles, por lo que, después de cinco años, se vendieron más de 400.000 viviendas en 12 meses hábiles. La demanda, por tanto, ha crecido mientras que la oferta se mantiene estable, ya que todavía quedan 400.000 viviendas por vender de las 1,56 millones que se construyeron en 2008, según informa El Economista en un artículo.

 

A pesar de ello, la actividad constructora sigue su curso. El informe del BBVA Research apunta que, en tasas interanuales, el número de visados ronda los 50.000, lo que significa un incremento del 42,5%. Las transacciones de suelo urbano, por su parte, también contribuyen a reforzar esta tendencia, pues la superficie transada de 2015 se situó un 3,8% por encima que la del año precedente.

 

Evolución de la financiación y crédito bancario

¿Por qué crece de repente la demanda residencial? La respuesta es sencilla: se ha abierto el crédito hipotecario. Los bancos han disminuido la dureza de sus criterios para otorgar un préstamo y, según el informe de Bankinter, un 20% de las entidades quiere destinar los fondos que han obtenido en operaciones de refinanciación a largo plazo a la compraventa de viviendas. Los datos demuestran que el pasado año se firmaron un 25,8% de créditos más que en 2014; y 2016 siguió con la tendencia positiva, pues en enero la concesión de hipotecas aumentó un 4,1% en relación con diciembre de 2015.
 



Los tipos de interés, además, se encuentran en niveles mínimos históricamente. El estudio de BBVA Research explica que en el pasado mes de febrero, el tipo de interés si situó en el 2,34%, lo que significa que está 33 puntos básicos por debajo que en el mismo mes del año anterior. Por esta razón, a pesar del repunte a la alza en los precios de los inmuebles, la reducción de los costes de financiación y la previsible mejora de la situación de las familias españolas posibilitan el crecimiento de la demanda y, con ello, la inversión en compraventa de viviendas.


En definitiva, las cifras y las tendencias sitúan al mercado inmobiliario en España en una situación positiva y, aunque todavía no se pueda hablar de una recuperación total, este sector está cerca de la estabilización. El crecimiento, por tanto, no generará una nueva burbuja, porque los datos son moderados, pero idóneos para iniciar el camino de la mejoría.

Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe