El futuro de la conciliación laboral y familiar en España

27 Dec 2016
La conciliación laboral y familiar es un tema de actualidad que a muchos preocupa. Pero, ¿por dónde pasa su futuro?

La última modificación que, en materia de conciliación laboral y familiar en España, se realizó en nuestro país se remonta a las correcciones que la Reforma Laboral de 2012 introdujo en el Estatuto de los Trabajadores. Sin embargo, ésta es una cuestión que, hoy en día, sigue debatiéndose y, pese a los lentos avances, la preocupación que suscita asegura un futuro prometedor para que los padres puedan atender a los suyos sin dejar de lado las obligaciones de trabajo.

 

Si nos remontamos a las últimas modificaciones, el Estatuto de los Trabajadores estipula distintos ítems para la conciliación laboral y familiar en España de aquellas personas con niños o discapacitados a su cargo. Hablamos, en ese sentido, de los siguientes aspectos:

 

  • Permiso de lactancia hasta que el bebé cumpla los nueve meses. Con éste, se permite la ausencia diaria de una hora en el trabajo, la cual, además, se puede dividir en dos fracciones, tiempo que se puede incrementar cuando se trata de parto o adopción múltiples. Asimismo, también puede sustituirse por una reducción de jornada o acumularse en jornadas completas con la misma finalidad. Eso sí, dicho permiso de lactancia sólo puede ejercerse por uno de los dos progenitores.

 

  • Reducción de jornada. Aquellos que deben ocuparse de niños menores de ocho años o personas con alguna discapacidad pueden optar por reducir su jornada de trabajo diaria, aunque con la bajada de salario proporcional. A pesar de ello, está permitido hacer horas extra hasta un límite establecido.

 

  • Concesión de vacaciones no disfrutadas por maternidad. Las empresas fijan el calendario de vacaciones, pero una madre tiene derecho a disfrutar de ellas fuera de esta planificación si ese tiempo coincide con el periodo de incapacidad derivado del embarazo, parto o lactancia. Para coger esas vacaciones, se conceden 18 meses.

 

  • La movilidad geográfica. Esas personas con niños a su cargo tienen preferencia a la hora de permanecer en la empresa si ésta planea algún traslado fuera de la región.

 

 

Lo cierto es que estas modificaciones no se tradujeron en grandes cambios si se compara con lo que antes había, pero ello no significa que no se trabaje por mejorar la conciliación laboral y familiar en España. De hecho, en estos meses, se han oído propuestas como el cambio de huso horario y modificación de la jornada para acoplarse a aquello que tienen nuestros vecinos europeos. Y es que en España se trabajan más horas, pero la productividad es menor. La razón, para muchos, la jornada partida.

 

La última idea presentada con la finalidad de avanzar en materia de conciliación tuvo lugar este mismo mes de diciembre. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, propuso que la jornada de trabajo finalice a las 18.00. Además, también anunció lo que llamó “bolsa de horas”, es decir, a lo largo de la semana, un empleado puede hacer un máximo de 40 horas, aunque con distribución irregular. Por ejemplo, una persona puede decidir que una semana hace más de ese tiempo si compensa, trabajando menos, en otra. Una sugerencia, en definitiva, para la flexibilización y, por qué no, implementación del teletrabajo.

 

El futuro de la conciliación laboral y familiar en España pasa, sin duda, por dicha flexibilización en los horarios y por el trabajo desde casa, una modalidad muy oportuna para atender las obligaciones profesionales sin abandonar las necesidades familiares, sobre todo si tenemos en cuenta que en algunos lugares, como Cataluña, la jornada escolar será de 8.00 a 16.00 horas a partir de 2018.

 

Las esperanzas son positivas. En un futuro no muy lejano, es previsible que los padres puedan estar más con sus hijos, probablemente más allá de las obligaciones diarias que, como progenitores, deben cumplir. En esta línea, es primordial aprovechar ese tiempo libre con actividades lúdicas divertidas que ayuden a fortalecer el vínculo entre vosotros. A continuación, proponemos algunos planes que enamorarán a cualquier pequeño:

 

  • Tarde en la bolera. Los niños han cumplido con sus tareas y merecen una recompensa, y una partida de bolos reúne todos los requisitos para disfrutar y divertirse en familia. Por equipos o individual, enseña al pequeño a dominar la bola para derribar todos los que pueda. ¿Quién ganará?

 

  • Aventura con los tuyos. Escalar, lanzarse en tirolina, completar circuitos de obstáculos… Existen muchos recintos, como Vertical Park, que integran paredes de rocódromo, pruebas sobre puentes aéreos o pasos tiroleses, entre otros. Estos establecimientos, además, suelen tener cafeterías para que los padres descansen sin perder ojo de lo bien que lo pasan sus hijos.

 

  • Vacaciones en el Mediterráneo. Disfrutar de ese tiempo libre con la familia en un lugar en que no sueles pasar el resto del año es una buena opción para divertirse, todavía más si hay una segunda residencia a la que acudir cuando se goza de días de descanso. En ese sentido, la Costa Blanca es uno de los lugares favoritos para pasar las vacaciones, y razones no faltan: buen clima, maravillosos paisajes, extensas playas, sabrosa gastronomía… ¿Qué más se puede pedir?


Respecto a esto último, Grupo Esmeralda trae una interesante selección para que puedas comprar un apartamento en Calpe. Aquí, desconectarás de la rutina y disfrutarás de un tiempo de ocio y calidad de vida inigualables. ¡Lo mejor para la conciliación!

Compartir
Compartir esta entrada
Suscríbete para enterarte de las últimas novedades sobre propiedades en Calpe